Jackey Aymé “Un metepalo Polluelo”

Por: Duldin Meléndez DEPORTES
Los fanáticos de los Polluelos, varios apoderados y dirigentes tuvieron la gran oportunidad de compartir por espacio de 7 años con el metepalos de los Polluelos, el primera base Jackie Ayme.
Hoy día con 50 años abre su corazón atlético a nuestro semanario. Natural de Río Piedras, comenzó a jugar béisbol cuando apenas contaba con 4 años. Se mantuvo jugando sus ligas hasta que cumplió 17 años donde decide jugar juvenil con los Potros de las Lomas con Willie Ronda (QEPD). Luego de esta gran experiencia lo becan en el colegio Rand College en Illinois. Con dos años de experiencia lo becan en Westen Kentuky University. Termina su bachillerato en la UPR Río Piedras. Actualmente trabaja en Home Land Security en el aeropuerto Luis Muñoz Marín.
En 1990 lo firma Bayamón en la COLICEBA. En el 1991 Milton Crespo lo reclama para jugar con Camuy en el béisbol AA. Luego lo prestan a San Lorenzo y jugó con varios equipos. Cuando llega a Río Grande lo cambiaron a los Polluelos de Aibonito. Se casa con Mara Rojas y se mantiene jugando en la ciudad fría por 7 años.
"Eran años de ensueño. Eramos una familia. Los fanáticos nos respetaban y de igual manera a los apoderados. Extraño los compañeros y los grandes juegos contra Cayey, Cidra y Comerío" afirmó Jackie Ayme, quien era respetado por todos, por su gran humildad dentro y fuera del terreno.
Lo que vivió el primera base de los Polluelos en los 7 años de participación fue a otro nivel. “Fueron temporadas indescriptibles. Estoy más que agradecido con los fanáticos de Aibonito. Siempre me trataron con mucho respeto” abundó.
A una persona como Jackie se le abren muchas puertas. Aunque se mantiene ligado al béisbol divide su tiempo con el voleibol ya que tiene sus hijas jugando y recluta jugadoras para diferentes universidades. De igual manera lo hace en béisbol.
Lia Ayme de 21 años y Marielisa Ayme de 15 años vienen destacándose para orgullo de sus Padres.
Ayme logró ponerse el uniforme de los Toritos.
Cuando fue a retirarse en su último turno con Cayey y jugando contra Comerío conectó de imparable y Pachanguita Santos le hizo entrega de la bola del retiro.

PUBLICIDAD